Hacer ejercicio después de estudiar ayuda a retener lo aprendido

Hacer ejercicio después de estudiar ayuda a retener lo aprendido

Con la llegada del buen clima (y la inminente proximidad del verano), el ejercicio se transforma en una rutina imprescindible para muchos. Y aunque la mayoría de las personas maneja medianamente los beneficios de la actividad física, muchos desconocen sus beneficios relacionados a la memoria. En Colegium te contamos por qué salir a correr o ir al gimnasio ayudará a los estudiantes a retener lo que estudien.

Por un verano con memoria

Desde ahora ésta será tu nueva rutina de estudio: deja los libros, espera un rato y escápate a hacer ejercicio.

Un nuevo estudio sugiere que el ejercicio físico ayuda a las personas a retener información al hacerlo en el momento indicado: específicamente 4 horas después que aprendiste algo, el momento donde tus recuerdos se estabilizan en tu cerebro.

Los autores de este estudio, que incluyeron a investigadores de la Universidad de Edimburgo en Escocia y la Universidad Radboud en Holanda, organizaron a 72 personas en 3 grupos y las hicieron completar un ejercicio de memoria. A uno de estos grupos participantes se les pidió que realizaran media hora de ejercicio en bicicletas estáticas inmediatamente después de haber realizado estudiado. A otro grupo se les pidió esperar 4 horas antes de ejercitarse y a un tercer grupo se les pidió que no hicieran nada.

Dos días después, los participantes regresaron al laboratorio para realizar una prueba de memoria de seguimiento. Las personas que esperaron 4 horas y luego se ejercitaron, tuvieron resultados 10% mejores que la de los otros grupos.

Si bien el incremento en la memoria fue discreto, los resultados ofrecen evidencia que el ejercicio físico bien medido puede mejorar la retención de información en la memoria. El lapso de tiempo exacto para resultados óptimos aún no se descubre. Aunque el estudio probó los efectos de ejercitarse luego de una demora de 4 horas, es posible que esperar 2 o 6 horas para ejercitarse pueda tener mejores o peores efectos en la memoria.

La información que se aprende crea rastros en el cerebro que pueden decaer o consolidarse en la memoria a largo plazo. Recientes estudios han demostrado que el ejercicio físico genera un intenso incremento en la liberación de ciertos neurotransmisores, como la dopamina y la noradrenalina, considerados decisivos en la consolidación de los recuerdos. Los investigadores especulan que ésta puede ser la razón por la cual el ejercicio ayuda a la gente a retener información.

«Estas proteínas ayudan a estabilizar nuevos rastros de memoria los cuales, de otra manera, estarían perdidos», asegura Dr. Guillen Fernández, profesor de neurociencia cognitiva en el Centro Médico de la Universidad de Radboud.

Fernández señaló que realizar ejercicio de alta intensidad es «muy necesario» para producir efectos que mejoren la memoria y que «es necesario realizar estudios más profundos para definir los lapsos de tiempo óptimos para los humanos». En otras palabras, es posible que 4 horas no sea la cantidad ideal de tiempo de espera. Futuras investigaciones podrían ayudarnos a lograr una respuesta más precisa.

La investigación fue publicada en la revista científica Current Biology.

 

ARGENTINA
+5411 3988 7750
BRASIL
+55 21 3958 0673
CHILE
+56 2 2583 2626
COLOMBIA
+57 1381 4969
+57 4604 5093
ESPAÑA
+34 610 240 511
MÉXICO
+52 55 3098 7673
+52 81 4624 4295
PARAGUAY
+595 21 7289066
URUGUAY
+598 2706 7824